5 ventajas de usar plástico reciclado en procesos industriales

Actualmente, las prácticas y procesos industriales se ven constantemente retados a adaptarse y evolucionar. La búsqueda de soluciones más eficientes desde el punto de vista económico y amigables con el medio ambiente, se ha convertido en una prioridad.

En este contexto, materiales que alguna vez fueron considerados desechos ahora se han convertido en recursos valiosos, formando parte de un cambio positivo en la manera en que producimos y consumimos. Tal es el caso del plástico reciclado.

Este enfoque hacia la recuperación y el reciclaje es una respuesta a las crecientes preocupaciones ambientales y una estrategia para enfrentar los desafíos materiales y energéticos de nuestro tiempo.

¿Qué tipo de plásticos se pueden reciclar y usar en procesos industriales?

Dentro de la diversidad de derivados del petróleo, existen algunos tipos de plástico, como los polímeros termoplásticos y elastómeros, que se destacan por sus características y ciclo de vida como opciones ideales para el proceso de reciclaje y su posterior integración en diversos procesos industriales.

Algunos de estos plásticos y su potencial en la industria son:

  • ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno)

Comúnmente utilizado en la fabricación de piezas de automóviles, electrodomésticos y juguetes, se destacan por su tenacidad, resistencia a la intemperie y a impactos.

  • HDPE (Polietileno de Alta Densidad)

Ampliamente utilizado en envases, tuberías y productos de construcción.

  • HIPS (Poliestireno de Alto Impacto)

Conocido por su resistencia al impacto y su facilidad de procesamiento, el HIPS se utiliza en envases, juguetes y componentes de electrodomésticos.

  • LDPE (Polietileno de Baja Densidad)

Ampliamente presente en bolsas de plástico y envoltorios, tuberías de riego y componentes de maquinaria, el LDPE es un material flexible y liviano.

  • PC (Policarbonato)

Conocido por su transparencia y resistencia al impacto, el policarbonato se utiliza en la fabricación de lentes ópticas, ventanas de seguridad y componentes electrónicos.

  • PET (Tereftalato de Polietileno)

Ampliamente utilizado en envases de bebidas y textiles, el PET es un plástico versátil.

  • POM (Polioximetileno)

Conocido por su baja fricción y resistencia al desgaste, el POM se utiliza en la fabricación de engranajes, rodamientos y componentes mecánicos.

  • PS (Poliestireno)

Utilizado en envases, juguetes y productos de aislamiento, el PS es conocido por su ligereza y versatilidad.

  • PVC (Policloruro de vinilo)

El reciclaje de PVC es ampliamente utilizado en construcción y tuberías, pues este material tiene buena resistencia a la corrosión, flexibilidad, eficiencia energética y capacidad hidráulica.

  • TPE (Elastómero termoplástico)
    Los TPE son elastómeros con propiedades de caucho y plástico. Su reciclaje puede beneficiar la fabricación de productos industriales que requieren flexibilidad y resistencia, como juntas, sellos y componentes de automóviles.

¿Qué ventajas obtienen las empresas al utilizar plástico reciclado?

Las industrias pueden obtener múltiples ventajas al usar plástico reciclado en diversos tipos de procesos, algunas de estas ventajas son:

1.      Eficiencia de costos

El precio del plástico triturado reciclado representa una oportunidad notable para reducir costos en el proceso de fabricación, pues, al utilizarlo en lugar de materias primas vírgenes, las empresas pueden obtener, principalmente, plásticos de ingeniería de alta calidad a un costo reducido.

Reducción del impacto ambiental

La adopción de plástico reciclado en los procesos industriales tiene un impacto positivo en el medio ambiente.

Al reutilizar estos materiales, las industrias contribuyen directamente a la reducción de residuos plásticos y a la conservación de recursos naturales.

El reciclaje evita que estos desechos terminen en vertederos o en los océanos. También reduce la demanda de petróleo, necesario para la producción de plásticos nuevos.

Este ciclo disminuye la huella de carbono de los procesos productivos y fomenta una economía circular, donde los recursos se utilizan de manera más eficiente y sostenible.

Pues el reciclaje permite que los materiales previamente considerados como desechos sean reintegrados a procesos productivos, cerrando el ciclo de utilización de recursos.

Mejora de la imagen corporativa

La integración de plásticos reciclados en la cadena de producción también ofrece ventajas en términos de imagen corporativa.

Las empresas que adoptan estas prácticas demuestran un compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad social, valores cada vez más valiosos para los consumidores, inversionistas y socios comerciales.

Este compromiso puede traducirse en una ventaja competitiva, mejorando la percepción pública de la empresa y fortaleciendo su posición en el mercado.

Adicionalmente, al optar por plástico reciclado, las empresas también están respondiendo a las demandas de un mercado cada vez más consciente de la sostenibilidad, lo que puede fortalecer su posición competitiva y su imagen de marca.

Innovación y desarrollo de nuevos productos

La compra de plástico triturado reciclado abre nuevas puertas para la innovación y el desarrollo de productos.

La diversidad de polímeros termoplásticos ofrece a las empresas un amplio espectro de propiedades mecánicas y estéticas para explorar.

Esto permite la creación de productos de alta calidad que, además de ser ambientalmente sostenibles, también estén adaptados a las necesidades específicas del mercado objetivo, fomentando la diferenciación y el valor agregado.

La inclusión de compounding, es decir, la formulación de resinas recicladas a medida para cada cliente, amplía aún más las posibilidades de personalización y optimización de los productos, asegurando un enfoque profesional y eficiente en la gestión de materiales reciclados para la fabricación de productos innovadores.

Fortalecimiento de la cadena de suministro

Al reducir la dependencia de materias primas vírgenes, las empresas pueden mitigar los riesgos asociados con la volatilidad de los precios de los recursos naturales y asegurar una mayor estabilidad en su cadena de suministro.

Además, el desarrollo de relaciones con proveedores de materiales plásticos reciclados puede abrir oportunidades para colaboraciones en el ámbito de la sostenibilidad, mejorando la eficiencia y la innovación a lo largo de toda la cadena de valor.

La integración de plástico reciclado en los procesos industriales es más que una medida eco-amigable, pues es una estrategia inteligente desde el punto de vista económico y competitivo.

Al adoptar estas prácticas, las industrias contribuyen a la protección del medio ambiente y al avance hacia una economía más circular, mientras se benefician de ahorros en costos de materia prima y producción, mejoras en la imagen corporativa, innovación en el desarrollo de productos con altos estándares de calidad y una cadena de suministro más robusta y sostenible.

Sin duda, el reciclaje de plásticos representa un paso adelante hacia la creación de un futuro más verde para todos.

No te olvides de dejarnos tus comentarios

Te puede interesar esta nota Las ventas del comercio electrónico crecieron un 72% en 4 años

Más Notas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments