La producción y el consumo local como elemento de RSE en las PyMEs

En los últimos años, el tema de la producción y el consumo local ha ido adquiriendo relevancia como parte de las acciones de Responsabilidad Social tanto del sector empresarial, como de los propios consumidores.  Esta tendencia a nivel internacional, aunada al sentimiento de solidaridad que ha detonado la actual pandemia en muchas personas, puede ser también una oportunidad para que las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) integren este tipo de prácticas a sus acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Cuando se habla de producción y consumo local, se hace referencia a un mecanismo que puede ser de gran apoyo para la reactivación o el desarrollo económico de la localidad, al preferir los productos y servicios que provienen de pequeños productores o de productores que están insertos en ésta, y que en una situación de crisis (o de pandemia, como la que vivimos actualmente) pudieran llegar a ser de los primeros afectados y encontrarse en una situación de vulnerabilidad.

Cuando una empresa decide apoyar la producción y el consumo local, integra a este tipo de proveedores como parte de su cadena de suministro y a la vez demuestra un compromiso con la comunidad que puede ser difundido hacia sus clientes o consumidores, generando en ellos también una conciencia frente a estos temas, lo cual pudiera redundar en una mejor imagen, mayor reputación o incluso mayores ventas.

De esta manera todos ganan: los productores locales, las empresas que los apoyan y los clientes o consumidores, fomentando y fortaleciendo cadenas de valor socialmente responsables. Además de estos beneficios principalmente económicos y sociales, también se podrían encontrar algunos otros ambientales, ya que al producir y consumir localmente, se pueden evitar gastos de transporte desde lugares lejanos y con ello reducir la huella de carbono del producto o de la empresa.

Adicionalmente, este tipo de prácticas abonan al cumplimiento de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, específicamente desde el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12, que hace referencia a la producción y el consumo responsable y sostenible; contribuyendo así a este esfuerzo internacional, del que nuestro país también es parte, no sólo desde una perspectiva pública, sino también con el apoyo del sector privado y la sociedad civil.

En este sentido, ha habido diversos ejemplos de empresas grandes que han estado apoyando la producción y el consumo local, pero nada impide que las PyMEs también puedan hacer lo suyo en este sentido; por ejemplo desde la pequeña tienda de abarrotes de la colonia que vende productos cultivados o fabricados por los propios vecinos, los comercializadores o mercados que se especializan en frutas y verduras de pequeños productores, las PyMEs que buscan generar oportunidades de empleo y desarrollo para personas de su misma comunidad o aquellas que contratan servicios locales.

Ojalá cada vez podamos tener mayores y mejores casos de PyMEs que adoptan estos conceptos, y que sean tomados como referente y ejemplo para otras, a las que les sirvan para reflexionar sobre algunas acciones sencillas en este sentido que pudieran incorporar como elementos de su RSE, y salir fortalecidas de la difícil situación por la que muchas PyMEs están pasando.

Mtro. Jorge Reyes Iturbide | Director del Centro IDEARSE, Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

Correo: idearse@anahuac.mx

Twitter: @J_ReyesIturbide y @Centro_IDEARSE

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Esta es la forma en que las PyMEs hacen frente a la pandemia

Te compartimos el siguiente vídeo

Photo of author

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments