Las implicaciones de profesionalizar el trabajo híbrido en el 2021

El 2020 el distanciamiento social se convirtió en una prioridad. En el contexto laboral no fue la excepción, de un día a otro cientos de personas y empresas tuvieron que adoptar el trabajo a distancia como una medida emergente ante la situación.

Nadie estaba listo para el cambio, un 39% de los empleados mexicanos confirmaron que no les permitían trabajar de manera remota. Ahora está lejana posibilidad ya es la realidad de miles de trabajadores en nuestro país, según un estudio elaborado por Citrix el año pasado.

Con esta situación en mente, Logitech realizó una encuesta en la que participaron 225 directores y responsables tecnológicos de empresas globales, para conocer el estado del trabajo híbrido y los retos que presentará su implementación.

El prometedor futuro del trabajo híbrido

En la encuesta, el 77% de los clientes de Logitech aseguró que comenzaría el regreso a los espacios físicos con un número reducido de empleados, con menos del 25% de la capacidad de las oficinas, para ir aumentando gradualmente las actividades presenciales.

En México, el Senado de la República aprobó las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT), en materia de home office y las empresas ahora tienen nuevas obligaciones frente a los empleados que operan a distancia.

A partir de la reforma al artículo 311 y la adición al capítulo XII BIS de la ley, los patrones deberán proporcionar, instalar y dar mantenimiento al equipo para el trabajo, como por ejemplo computadoras, impresoras, sillas ergonómicas u otros beneficios que se consideren necesarios para que cada colaborador pueda desempeñar sus labores.

Las compañías también tendrán que asumir una parte proporcional de los servicios de internet, telefonía y luz.

“Muchas empresas ya han adaptado sus centros de trabajo para la nueva normalidad y han comenzado a organizar el regreso de los empleados a las oficinas. Se tratan de los primeros pasos hacia un modelo de trabajo híbrido que llegó para quedarse y que necesitará de la adquisición de equipos especializados en facilitar las interacciones remotas, es por eso que para nosotros es fundamental brindarlas y adaptarnos a las necesidades que se presentan actualmente”, comenta Rubén Porcayo, Gerente de Video Colaboración en Logitech México.

Esta situación nos lleva al trabajo híbrido, entendido como una medida para preparar el regreso al lugar de trabajo evitando que todos los empleados lo hagan al mismo tiempo, reduciendo la densidad de las personas en las oficinas y con las acciones necesarias para enfrentar la nueva normalidad.

Un modelo que implica muchos cambios

Home office o híbrido, los trabajadores continuarán teniendo reuniones a distancia. Aspecto que implica modificar los espacios de trabajo y la ampliación de las herramientas utilizadas para realizarlo.

Las videollamadas seguirán formando parte de la rutina diaria: el 78.5% de los encuestados aseguraron que Microsoft Teams se convirtió en una herramienta para mantener la continuidad del negocio; mientras que Zoom tuvo el segundo lugar con 36.5%.

En cuanto a las oficinas, el 46% de los entrevistados aseguraron que necesitará de nuevas salas de reuniones, o una ampliación de las ya existentes, para hacer frente a la nueva normalidad y facilitar la colaboración remota y presencial entre los empleados.

Este año 2021 hay que preparar nuestros espacios de trabajo, ya sea el hogar o la oficina, que ahora deben ser de gran tamaño, pero con poca audiencia para afrontar de la mejor manera todos los retos que nos esperan.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El Customer Happiness es el match de los comercios mexicanos

Te compartimos el siguiente vídeo

Photo of author

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments