El salario emocional, la clave para evitar la fuga de talento Millennial

Los Millennials son sin duda una de las generaciones más controversiales y diversas; una de las más tecnológicas y socialmente responsables. Nacidos entre 1980 y el año 2000, hoy tienen entre 21 y 40 años, y constituyen la mayoría de la fuerza laboral actual. Y aunque la mayoría de las empresas puedan percibirlos como poco estables, en realidad esta generación tiene muchos atributos que es importante motivar y retener.

Por tal motivo, las empresas tienen que reflexionar sobre las nuevas formas en que pueden mejorar la calidad de vida de sus colaboradores. Sobre todo, tomando en cuenta que las prioridades de las personas han cambiado y que cada día es más difícil retener al talento Millennial.

Según el INEGI, los Millennials representan el 46% de la población ocupada en el país; y de acuerdo con proyecciones de la consultora Deloitte, para 2025 serán el 75% de la fuerza laboral en el mundo. Esta generación valora la capacitación y las oportunidades que una empresa les pueda ofrecer. Para ellos, el clima laboral y las prestaciones son tan importantes como el dinero que una compañía les da, esto es algo que las organizaciones deben aprender a apreciar y aprovechar.

En una encuesta reciente realizada por Up Sí Vale* entre trabajadores de diferentes sectores el 85% declaró que las prestaciones o incentivos adicionales a su salario son muy importantes para ellos; aunado a esto 9 de cada 10 declara que influyen para permanecer en ella y son un factor importante para no buscar otro empleo. Los empleados Millennial tienen muy presente este tipo de apoyos y no dudarán en irse a otra empresa si la única diferencia son esos incentivos extras.

 ¿Cómo retener entonces al talento Millennial?

En el marco del Día Internacional de los Trabajadores, el llamado salario emocional, es decir, todas aquellas retribuciones no económicas que una empresa pueda ofrecerles, son una opción con la que las empresas pueden enriquecer su paquete de prestaciones, incentivar de forma positiva el ambiente laboral, incrementar su productividad; y evitar la fuga de talento.

Y es que este tipo de incentivos tienen un impacto emocional real en los colaboradores; según la misma encuesta de Up Sí Vale, 4 de cada 10 empleados declararon que este tipo de incentivos o beneficios adicionales los motivan a hacer mejor su trabajo; 5 de esos 10 afirmaron que los hace sentir valorados, pues demuestra que su empresa está buscando maneras de premiar su trabajo. Solo 1 de cada 10 indicó que le resultan indiferentes.

Respecto a cuál es el mejor incentivo o prestación extra favorita, los vales de despensa o monederos electrónicos son los más populares (55%); seguidos por el acceso a créditos o adelantos de nómina (14%); y las prestaciones médicas (14%), finalmente, se encuentran los regalos en fechas especiales como Día de la Madre, Navidad, Día del Trabajo; y los reconocimientos a la productividad (11%).

“En Up Sí Vale nos hemos dado cuenta que mejorar la vitalidad de las empresas y la calidad de vida de sus trabajadores es cada día un concepto más amplio; por ello mediante nuestra área de Nuevos Negocios estamos constantemente buscando alianzas y alternativas que nos permitan ofrecer un abanico más amplio de alternativas para las empresas de manera que incentiven a sus colaboradores a través de beneficios como los incluidos en el salario emocional” declara Baptiste Laurent, Director de Nuevos Negocios de Up Sí Vale.

Uno de los mitos a romper es que ofrecer este tipo de “salarios emocionales” es complicado o costoso para las empresas, cuando la realidad es que hoy en día hay muchas alternativas. Por ejemplo, en el caso los usuarios de Up Sí Vale gracias a la alianza con ePesos se pueden otorgar adelantos de nómina a los empleados sin costo adicional para la empresa; junto con INTERprotección ofrecen seguros (autos, mascotas, desempleo) a un costo preferencial y mediante Midoconline el acceso a médicos, nutriólogos y psicólogos las 24 horas del día de manera virtual a bajo costo.

De acuerdo con Laurent, otro de los retos es que las empresas comuniquen efectivamente a sus colaboradores estos beneficios, para que los empleados realmente los aprovechen, y valoren estas prestaciones. En esta misma encuesta el 57% de los encuestados declaró que está al tanto de los beneficios o incentivos extras que le ofrece su compañía y que los usa constantemente; sin embargo, otro 30% confiesa que no las conoce pero que le gustaría, para poder aprovecharlos mejor.

Con esta nueva generación de trabajadores, atrás quedaron las épocas en que el dinero lo es todo, en la medida en que las empresas enriquezcan sus paquetes de prestaciones, sean más creativos y se adapten a las necesidades que tienen los nuevos empleados Millennial podrán mejorar su calidad de vida, su productividad, evitar la rotación de personal y la fuga de talento.

* Encuesta realizada a más de 5 mil usuarios de tarjetas Up Sí Vale, trabajadores de diversos sectores laborales.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El emprendimiento femenino genera oportunidades post COVID-19

Te compartimos el siguiente vídeo

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments