El desarrollo de una conciencia sustentable desde la empresa

Muchas veces hemos escuchamos que los cambios que requiere el planeta deben ser a gran escala y globales pero que debemos comenzar por las transformaciones locales. En términos planetarios ya hay un llamado urgente ante el cambio climático a través de diferentes foros y conferencias mundiales que proponen metas y acciones determinadas para sumarse a la mitigación del calentamiento global, pero cuando platicas con los empleados de una fábrica o con los repartidores de productos nos damos cuenta que todos estamos en diferentes estados de conciencia sobre los temas de sustentabilidad ambiental.

Por un lado los CEO’s y directores de áreas están generalmente más enterados acerca de estos temas, ya sea porque han tenido que certificarse en alguna norma o estándar al respecto, o bien porque en ambientes directivos suelen incluirse estos temas que la empresa debe cumplir para operar o para poder participar en alguna licitación como proveedor por mencionar algún ejemplo, pero es difícil encontrar que toda una organización esté homologada en estos temas y que desde el policía de la entrada y hasta la familia del director general conozcan con claridad lo que es la huella ambiental.

Conocer nuestra huella ambiental puede ser un gran comienzo para la reflexión personal acerca de lo que cada persona, familia, comunidad o empresa podría hacer para disminuir el impacto que tenemos en el planeta. El sencillo ejercicio de revisar qué cosas compramos en el supermercado, de dónde vienen esos productos que consumimos, qué tipos de empaques desechamos semanalmente en casa, cuánta ropa compramos al año o evaluar qué tanta agua usamos en familia son temas cotidianos que sumados a los resultados de todo un edificio donde viven más de 20 familias o a un municipio se vuelven números muy grandes y asimismo la huella ambiental crece. Es decir, todos aportamos a esa gran huella ambiental pero no somos conscientes de ello todo el tiempo, por lo tanto, las empresas que ya son comunidades naturales de reunión diaria pueden ser un gran aliado en el desarrollo de una conciencia sustentable con sus grupos de interés.

En algunas empresas existen áreas responsables del programa de cultura organizacional y dentro de los contenidos de estos programas podemos encontrar diversidad de experiencias al respecto sobre cómo desarrollar una conciencia sustentable en nuestros colaboradores, los temas van desde sencillos eventos de reforestación o limpieza de cuerpos de agua, hasta programas muy bien diseñados para certificarse en huertos urbanos o técnicas de reciclaje, también encontramos muchas empresas que trabajan en alianza con organizaciones de la sociedad civil especializadas en temas comunitarios o ambientales con las que diseñan experiencias alternativas para que los empleados tengan un acercamiento más acompañado y medible sobre sus acciones de sustentabilidad. Adicionalmente, es importante mencionar que estas actividades resultan de gran aporte a los reportes de sustentabilidad o de mejoras continuas de la empresa y los hace calificar cada vez más alto en los índices reputacionales que agrupan empresas sustentables. Por último, cabe mencionar que más allá de cumplir con un estándar para las empresas de hoy todas estas acciones provocan una ciudadanía más responsable y esto se reflejará en toda la sociedad en donde se desarrolla la propia empresa.
Mtra. Klaudia Sánchez Espíndola

Académica de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México

klaudia.sanchez@anahuac.mx

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS  Cuando el poder de la naturaleza se encuentra con el diseño

Te compartimos el siguiente vídeo

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments