Tres básicos de e-commerce que la PyME debe de adoptar

La transformación digital se instaló como una necesidad para miles de comercios que requerían continuar operando para no desaparecer. Parte de ella es el comercio electrónico se consolidó como un recurso, no solo de supervivencia, sino de evolución. Sin embargo, aún existen oportunidades para los negocios en este rubro.

En México, durante 2020, el comercio electrónico generó ingresos por 316 mil millones de pesos, lo que significó un crecimiento del 81% en comparación con 2019. Este aumento sostenido, sin duda, exige a los negocios actuales y a los que nacen, estar a la altura de lo que requieren los consumidores. Por ello, Aspel –desarrolladora de software para la correcta administración de las empresas– comparte 3 tendencias que llegaron para quedarse en el e-commerce y que las PyMEs deben aprovechar para potenciar sus resultados:

  1. Modelo de negocio en Marketplaces

El uso de plataformas digitales que reúnen a varios vendedores de diferentes categorías y productos facilita a los consumidores comparar precios, revisar catálogos y stock; además, es una gran oportunidad para que las PyMEs que no disponen de infraestructura y recursos, vendan en Internet. Para hacerlo aún más fácil, existen soluciones tecnológicas que permiten conectar el inventario a las tiendas en línea para publicar y vender los productos de forma electrónica, al mismo tiempo que logran una administración efectiva de procesos como la facturación, compras, ventas, proveedores, cuentas por cobrar y por pagar.

  1. Inteligencia Artificial (IA) para conocer y atender mejor al consumidor

Debido al auge del comercio electrónico, las empresas buscan nuevas fórmulas para aumentar el alcance y rendimiento de sus negocios. Para las PyMEs, una de las ramas de la IA que ha tomado relevancia es el machine learning, porque les permite llegar a clientes potenciales a partir de conocer sus patrones de consumo e información de comportamiento.

Además, la incorporación de tecnología en atención al cliente, como los chatbots por ejemplo, ayuda a responder preguntas o a resolver incidencias automáticamente, con lo que se agilizan procesos y se da solución a los requerimientos de los usuarios en menor tiempo.

  1. Nuevas formas de pago

Durante la emergencia sanitaria, la adopción de nuevas formas de pago hizo que las transacciones aumentaran y, actualmente, es uno de los principales factores a tomar en cuenta en la decisión de compra por Internet. De acuerdo con los últimos estudios sobre ventas online, el 64% de los compradores que aún no eligen canales digitales, lo harían si se les ofrecieran más métodos de pago, confiables y seguros.

 

La diversificación de los métodos de pago continuará en crecimiento para convertir las compras en operaciones rápidas, seguras y flexibles. Los pagos a través de códigos QR, billeteras digitales o Inteligencia Artificial son implementaciones que cada vez están más desarrolladas y serán imprescindibles para generar confianza en los compradores de pequeños y medianos negocios.

“Aprovechar las oportunidades que el mercado ofrece y escuchar a los consumidores y sus necesidades, son clave para que las empresas salgan adelante. Es ahora un tema prioritario flexibilizar y hacer más rápidos y efectivos los procesos que nuestros clientes requieren para que tengan una experiencia satisfactoria, y así se transformen en compradores leales y habituales. Implementar herramientas digitales que apoyen a los negocios a adoptar el comercio electrónico, sin duda fomentará el buen servicio al cliente, lo que se verá traducido en mayores ingresos. Y todos sabemos que, si a las PyMEs les va bien, toda la economía de un país puede mejorar”, enfatiza al respecto Gilberto Sánchez, director general de Aspel.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Con la pandemia cambia mentalidad de los consumidores

Te compartimos el siguiente vídeo

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments