¿Te atreverías aceptar bitcoins como un medio de pago en tu negocio?

Hoy son tan populares, que según una encuesta de Mastercard, para 2022 el 40% de los consumidores utilizará criptomonedas (bitcoin es la más conocida, 98% de las transacciones se hacen con esta).

Las criptomonedas son monedas virtuales que se crean y se almacenan de manera electrónica. Nunca vas a poder tener en la mano un bitcoin o un Litecoin porque solo existen en el mundo virtual y surgió con el objetivo de convertirse en un medio que permitiera el intercambio de bienes y servicios sin la necesidad de un intermediario.

Últimamente han cobrado visibilidad porque han aumentado su valor de manera rápida, pero ¿qué son? ¿qué ventajas tiene aceptarlas como medio de pago? ¿y tienen desventajas?

Es decir, que los bancos ni ninguna institución financiera participa en las transacciones y es el propio sistema -utilizando la tecnología blockchain- el que regula a sí mismo y valida las transacciones que se realizan alrededor del mundo a través de una red de múltiples computadoras que están interconectadas revisando código y creando más bitcoins.

Es importante decir que, porque nadie lo regula, el mercado de las criptomonedas es altamente especulativo y fluctuante en el tiempo. Funciona con el principio básico de oferta y demanda y basta con que alguien como Elon Musk comunique que Tesla compró 1,500 millones USD de bitcoin, para que su precio suba.

Así que, si bien nacieron como un medio de pago, por la forma en la que funcionan se han convertido en un activo capaz de guardar valor a través del tiempo y que podría equivaler de alguna manera a invertir en oro o en algún otro activo.

Ahora bien, ¿te conviene aceptarlas como medio de pago? Sí, pero esto es lo que tienes que conocer antes de hacerlo. Prácticamente, casi todas son ventajas. George Levy, instructor de Udemy, fundador de Blockchain Institute of Technology y director de Blockchain y Economía Digital en blocksEDU te dice lo que debes saber:

Es muy sencillo de hacer. Solo necesitas una billetera electrónica (o wallet) para hacer las transacciones y acercarte a un Exchange, es decir, a un intermediario, si es que deseas que en cuanto te paguen se haga la conversión de bitcoin a pesos sin preocuparte por nada en cada transacción.

En este caso, si vendes hamburguesas y aceptas bitcoin a cambio, puedes hacer la transacción e inmediatamente recibir en pesos el costo íntegro de la hamburguesa. Hay más de 9 mil criptomonedas, pero para empezar, con que aceptes bitcoin estarás del otro lado.

  • No tienes que vivir la incertidumbre de la volatilidad. ¿Te acuerdas de que las criptomonedas son volátiles? Pues en el caso de que las utilices como medio de pago y las cambies de manera inmediata, no tendrías por qué vivir esta incertidumbre, porque las transacciones realizadas en bitcoin se efectúan al momento y tú estarías recibiendo en tu cuenta el importe exacto de la hamburguesa en pesos.
  • Mejores comisiones y más seguridad. El intermediario que elijas típicamente cobrará alrededor de 1% de comisión por transacción, mientras que aceptar tarjeta de crédito puede costarte hasta de 3% o 4%. Además de que una transacción en criptomoneda definitiva, se realiza prácticamente al momento y como es segura, te estaría protegiendo de fraudes y de clientes abusivos que quieran hacer devoluciones indebidas.
  • Si te las quieres quedar, si estarás a expensas del mercado. Otra historia es cuando deseas quedarte con los bitcoins. Ahí sí estarás expuesto a las fluctuaciones de valor, por ello se dice que el mercado de las criptomonedas se debe concebir a largo plazo. Si no estás dispuesto a correr con este riesgo, acepta la criptomoneda solo para hacer transacciones y no te la quedes.
  • ¿Instantáneamente rico? Precisamente por su comportamiento volátil, mucha gente piensa que comprar bitcoins (o cualquier criptomoneda) es prácticamente sinónimo de hacerse rico. La realidad es que eso puede suceder… o no. Todo depende de cómo se mueva el mercado.
  • Invierte primero, pero de forma gradual. Si todavía no estás muy seguro de si aceptar o no estos activos como medios de pago, adéntrate poco a poco en ese mundo. Acércate a una Exchange (que es una casa de cambio de criptomonedas) que te proporcione un wallet para que puedas empezar a invertir.

Por supuesto, no necesitas comprar un bitcoin completo, compra primero una pequeña fracción para empezar. ¡Uno solo cuesta poco más de un millón de pesos! Para realizar transacciones y que las personas puedan comprar (por ejemplo) hamburguesas a través de este activo, la moneda virtual se fracciona y así es posible realizar la compra.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El emprendimiento femenino genera oportunidades post COVID-19

Te compartimos el siguiente vídeo

Más Notas

Suscríbete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments